Rueda del año Wicca Tradicional

Hacia el equinoccio de primavera

Escrito por Felipe Polytropos

   Poco a poco el frío comienza a ser reemplazado por una temperatura más cálida en Santiago de Chile y si habíamos estado cómodos en nuestro hogar, el clima y las energías de la estación nos llevan hacia el contacto con otros, hacia el encuentro. Una de las grandes dificultades que tenemos hoy en día como sociedad en el ámbito de las relaciones, es que hemos reemplazado en gran medida los encuentros personales por los digitales y usualmente esto es altamente efectivo al momento de resolver nuestras vidas cotidianas, sin embargo, cuando se trata de la búsqueda espiritual y mágica, el encuentro presencial personalmente me parece irreemplazable.

primavera

                      foto por Felipe Polytropos

La magia del encuentro presencial

En el proceso de búsqueda muchas personas que vienen de una práctica ecléctica solitaria, comienzan a buscar instancias de reunión, ese deseo por compartir con otros con intereses similares, es una sensación que también se relaciona con la necesidad humana de pertenencia y esa búsqueda incesante de vínculos significativos, en esas relaciones es posible crecer y conocer nuestros gustos, nuestra personalidad, y las necesidades que nos movilizan.

En la era digital donde hay una predominancia del lenguaje escrito y a veces hablado, el lenguaje no-verbal queda relegado a lo presencial y esto puede entregarnos nuevas luces de quienes somos. La primera vez que conocí a una sacerdotisa Wicca (tradicional), mi experiencia fue sin palabras, constantemente una parte de mi reconocía algo en la otra persona y que en ese minuto no podía describir, una mezcla de sensaciones que abrió una serie de interrogantes, que al ser atendidas me llevaron a importantes respuestas para mi camino. Algo similar me pasó cuando reconocí quien sería mi iniciadora años después. Sin duda estas experiencias no serían posibles si me hubiera limitado al contacto verbal únicamente.

primavera 2018

                      foto por Felipe Polytropos

Somos también redes de relaciones

   En el encuentro presencial uno puede relacionarse más allá de lo evidente, si eres perceptivo quizá conocer más íntimamente a las personas y quizá entender el sentido de estar en donde estas. Algo muy usual hoy es que las personas no estén dispuestas a viajar más allá de 45 minutos, que es lo que toma en promedio trasladarse a cualquier lugar en Santiago de Chile, para conocer iniciados públicos que han venido de visita, lo que implica que muchas veces que se queden con simples impresiones, comentarios, rumores de lo que hacen, ninguna experiencia más allá de la propia subjetividad. Cuando conocemos a otros en persona, tomamos riesgos que no están presentes en las interacciones digitales, desafiamos nuestras zonas de confort y construimos relaciones.

   Las relaciones que se establecen también son importantes para un buscador, así como los árboles tienen sus propias redes que los interconectan, los seres humanos también dependemos de nuestras redes, nuestra supervivencia depende de ello y si bien el camino iniciático es hasta cierto punto solitario, aquellas relaciones que hemos forjado con amor y cuidado en el tiempo nos ayudarán en el camino.

Más que información digital

La brujería hoy es trending topic y por tanto cuando comenzamos en la búsqueda por lo general podemos encontrarnos un mundo digital de información de diversas procedencias y con más o menos coherencia, sin embargo, Wicca Tradicional Iniciática es mucho más que información; es una Wicca que no está a la venta, donde el entrenamiento en un coven no se ofrece ni se vende. Es mucho más que un curso de autoconocimiento, un lindo “circulo de mujeres” o “de hombres” o “mixto”, la pertenencia a un coven demanda más que aquello y el vínculo que se establece es profundo;  ya sea que se piense el coven como una segunda familia o  un grupo de brujos entrenados, toma una parte importante de tu vida y la única manera en que podrás conocerlos es acercándote, escribiendo, haciendo preguntas, siendo respetuoso pero no por ello tímido.

La invitación es la de salir al calor del sol primaveral del encuentro presencial, sin perder los aprendizajes profundos del invierno, y en la conversación persona a persona, alma a alma,  disfrutar, encontrar sentido al momento presente y al caminar futuro con  personas, grupos o quizás al encuentro con una tradición que te haga el más pleno sentido.

 

 

 

 

Sobre el autor

Felipe Polytropos

Felipe es Alto Sacerdote Gardneriano, de profesión es Psicólogo con especialización de Magister en Psicología Clínica desde una perspectiva psicoespiritual. Se desempeña como profesor y psicoterapeuta, así como también utiliza diversos métodos de sanación complementarios. Colabora activamente en diversos actividades para la comunidad Pagana en Santiago de Chile.

[email protected]

[email protected]

wiccatradicional.org

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: